La doctora María Dolores Pinazo-Durán, el doctor J.J. García-Medina y el profesor Vicente Zanón, con motivo del día mundial del Glaucoma el próximo día 12 de marzo, han realizado una síntesis explicando qué es el glaucoma, cuáles son sus principales factores de riesgo, las principales formas clínicas, las manifestaciones clínicas, el diagnóstico y el tratamiento del mismo. Con ello pretendemos acercar y concienciar a todos sobre esta enfermedad, que actualmente es considerada como la segunda causas de ceguera del mundo pero que si es detectada a tiempo, puede paliar los daños en un 95% de los casos según la OMS (Organización Mundial de la Salud).

El glaucoma es una enfermedad de herencia poligénica cuyo principal factor de riesgo es la hipertensión ocular, que en el transcurso del tiempo provoca la lesión y muerte de las células ganglionares de la retina y de las fibras del nervio óptico, que se manifiestan por la disminución progresiva de la visión.

Las causas de la enfermedad son desconocidas aunque se consideran factores de riesgo, los antecedentes familiares de glaucoma, la edad (mayores de 40 años) y la miopía además de otras enfermedades oculares (formas especiales de uveítis o de cataratas). Sin embargo se desconocen las causas que producen esta enfermedad.

“Lo más importante es identificar la hipertensión ocular lo más pronto posible e instaurar el tratamiento adecuado” señala la doctora Pinazo, presidente de SIRCOVA. Los controles oftalmológicos son fundamentales para prevenir la pérdida visual. La revisión habitual está especialmente recomendada a partir de los 40 años, edad desde la que la enfermedad tiene una mayor incidencia.

Principales formas clínicas de glaucoma:

Se clasifican de acuerdo a tres conceptos fundamentales:

  1. La amplitud del ángulo de la cámara anterior, lo que está en relación con la eliminación del humor acuoso del interior ocular (ángulo abierto o ángulo cerrado).
  2. Según su origen (glaucoma primario o glaucoma secundario)
  3. Según el momento de aparición en la vida (congénito, infantil, juvenil, del adulto).

glaucomaEl ángulo iridocorneal está localizado en la parte anterior del ojo y está formado por la raíz del iris y la córnea. De acuerdo a su amplitud los glaucomas pueden ser:

  • Angulo abierto (glaucoma crónico simple o glaucoma primario de ángulo abierto) con aumento de la presión intraocular que produce pérdida progresiva de la visión. Es la forma de glaucoma mas frecuente.
  • Angulo Cerrado (glaucoma agudo o glaucoma primario de ángulo cerrado). Cursa con un aumento muy marcado de la presión intraocular por lo que se manifiesta con enrojecimiento ocular, visión borrosa y dolor muy fuerte que puede extenderse a las mejillas, oído y cabeza y suele acompañarse de nauseas y vómitos.

La edad de presentación, varía y en consecuencia los glaucomas pueden ser:

  • Congénitos (cuando aparecen desde el nacimiento o durante los primeros meses de la vida y suelen ser la consecuencia de malformaciones en los tejidos oculares encargados de la formación y eliminación del humor acuoso).
  • Infantiles (cuando aparecen entre el primero y los 3 años de edad)
  • Juveniles (se presenta en la edad infantil y en adolescentes y jóvenes)
  • Del Adulto (se presenta durante la vida adulta)

Según la causa que lo origina:

  • Glaucoma primario (en el que no se conoce la causa).
  • Glaucoma secundario [debido a una causa conocida: enfermedades generales (diabetes), enfermedades oculares (uveítis, cataratas) o medicamentos].

Las manifestaciones clínicas difieren según el tipo de glaucoma. Los glaucomas crónicos no producen ningún tipo de sintomatología en las fases iniciales. Más tarde pueden producirse disminuciones del campo visual periférico, trastornos visuales (halos alrededor de luces, dificultad de adaptación a la obscuridad), molestias oculares y cefaleas. Al final los pacientes pueden ver reducida su visión desde la periferia hacia el centro (visión en túnel). Precisan un tratamiento continuado. Los glaucomas agudos producen mucho dolor, pérdida de visión y enrojecimiento ocular muy aparente que se presentan de forma súbita y aumentan en minutos u horas. Precisan un tratamiento de urgencia.

La AAO (Academia Americana de Oftalmología) facilita en su página web un simulador para saber cómo ve un paciente con glaucoma.

El diagnóstico se basa en la determinación de la presión intraocular que puede realizarse de forma rápida mediante los tonómetros de aire o los tonómetros trans-palpebrales, o bien instilando un colirio anestésico con colorante y mediante el tonometro de aplanación (montado en la lámpara de hendidura, o portátil). El examen ocular debe incluir la agudeza visual y la exploración del fondo ocular (para averiguar el estado de la papila óptica –cabeza del nervio óptico-). Se requieren pruebas adicionales para corroborar el diagnóstico, el examen del campo visual y la tonometría de coherencia óptica.

El tratamiento del glaucoma se basa en el diagnóstico del tipo clínico, aunque se utiliza el tratamiento hipotensor (mediante colirios con un solo fármaco o colirios con varios fármacos hipotensores). Dependiendo del tipo de glaucoma, se prescribe el tratamiento más apropiado.

Los medicamentos hipotensores más utilizados son los derivados de las prostaglandinas, los betabloqueantes, los simpaticomiméticos, los inhibidores de la anhidrasa carbónica, los parasimpaticomiméticos y los agentes hiperosmóticos (via oral o via ocular).

Los tratamientos necesarios cuando fallan los hipotensores son el láser y la cirugía.

Técnicas quirúrgicas:

  • Cirugía filtrante: Permite crear una nueva vía para eliminar el humor acuoso y así disminuir la presión intraocular: Trabeculectomía, Esclerectomía Profunda No Perforante.
  • Implantes y Válvulas: Se inserta una válvula para que ayude a eliminar el humor acuoso (Aquaflow, SKgel, Tflux, Esnoper, valvula de Ahmed, de Baerveldt o del Molteno ).
  • Manipulación del canal de Schlemm: Viscocanalostomía. Canaloplastia.
  • Mini dispositivos: Se insertan pequeños sistemas que favorecen la salida del humor acuoso (ExPRESS shunt, iStent).

La investigación clínica se dirige a la búsqueda de nuevos tratamientos farmacológicos y nuevos dispositivos que faciliten la reducción de la presión intraocular.

La investigación básica intenta encontrar las causas del glaucoma y los genes y moléculas implicadas en su aparición y en su progresión. Entre ellas la búsqueda de biomarcadores, la terapia génica y la terapia celular con células madre.

Las nuevas aplicaciones en teléfonos móviles permiten autoevaluar la agudeza visual en relación al glaucoma, en incluso realizar una exploración de fondo de ojo para analizar el estado de la papila óptica, y campos visuales que permiten un seguimiento exhaustivo del paciente con glaucoma.

Publica un comentario